OCTUBRE 2015
Foro por la Democracia y la Igualdad: Desafíos de la Agenda que viene
La diputada Victoria Donda y el ISEPCi convocan al Foro de debate a realizarse el día viernes 16 de octubre a las 17 hs en el Apart Hotel Congreso.
Somos muchos y muchas los convencidos de que no habrá  una democracia plena si antes no creamos las condiciones para  una  igualdad real de oportunidades para todos los habitantes de nuestro país.
 
La igualdad que pretendemos se relaciona profundamente con la idea de una democracia social, o sea una democracia que garantice  iguales oportunidades para progresar y ser felices  respetando los proyectos de vida de cada uno de nosotros. Estas condiciones esenciales para el desarrollo de una Nación los debe garantizar el Estado con la participación activa de la dirigencia política y la ciudadanía.  Esa democracia que anhelamos no será posible sino recuperamos para nuestra generación y las futuras, la cultura de los valores humanos y éticos.  Como sociedad debemos aunar esfuerzos conjuntos para  demostrar  que nos indigna la pobreza extrema y la existencia de sectores excluidos del acceso a derechos mínimos y fundamentales. Alzar la voz contra una situación que afecta a grandes sectores de la población resulta prioritario.
 
Esto significa también que necesitamos avanzar de una vez por todas hacia el desarrollo económico, ese que va más allá de los índices de  crecimiento económico,  por ser una variable cuantitativa y no cualitativa. El desarrollo económico tiene que ver con el bienestar de la población porque se relaciona con otras  variables, como el nivel educativo de la población, la esperanza de vida, el acceso al servicio de justicia, los índices de corrupción, el ingreso de las familias, la infraestructura que tienen el país, el respeto por las relaciones de equidad entre los géneros. Es decir, variables que en nuestro país dejan mucho que desear después de más de una década de grandes oportunidades perdidas.
 
A su vez, en esa democracia sólida que necesitamos sería clave que el que gane deje los organismos de control a la oposición.  Pues quien ocupe la responsabilidad de gobernar debe aceptar  ser controlado por opositores, y para que el que pierda  tenga un deber-compromiso concreto, saliéndose de la cultura opositora tradicional de pararse en la vereda de enfrente y esperar que se destruya el que ganó. Que haya controles tanto externos como internos para que la administración pública mejore, es importante porque cuando aquellos fallan, sabemos que  la calidad, la transparencia y la legitimidad pública es menor, y los derechos humanos de miles de habitantes de nuestro país  se ponen en alto riesgo.
 
PANELISTAS
 
- Dra. Victoria Donda Pérez, Diputada nacional
- Dr. Manuel Garrido, Diputado nacional
- Lic. Claudio Lozano, Diputado nacional
- Dr. Hector Polino, Consumidores Libres (ONG)
- Lic. Agustin Salvia, Coordinador del Programa Cambio Estructural y Desigualdad Social en el Instituto Gino Germani de la UBA
- Lic. Javier Lindenboim, Director del CEPED/UBA e investigador del CONICET
- Lic. Alejandro Katz, ensayista, filósofo y editor.
VOLVER